miércoles, 2 de noviembre de 2016

Amos Yee condenado a seis semanas de prisión por "querer herir sentimientos religiosos"

Amos Yee. Imágen extraída de su blog.
El joven bloguero Amos Yee ha sido condenado a seis semanas de prisión por "querer herir sentimientos religiosos"

Su perfil de Facebook está lleno de sátiras, tacos, comentarios polémicos e ironías sobre el gobierno de Singapur, las políticas del país o los tabúes sociales de la pequeña isla en la que nació. Sátiras que le han llevado recientemente a su segunda condena de prisión en tan sólo dos años y que le harán pasar las próximas seis semanas en prisión cuando su pena se haga efectiva a partir de este jueves 13 de octubre.

Amos Yee revolucionó Singapur en marzo de 2015 cuando subió a Youtube un vídeo criticando, tan sólo unos días después de su muerte, al antiguo primer ministro del país Lee Kuan Yew, considerado el padre de la pequeña isla y el artífice de que haya conseguido uno de los desarrollos económicos más rápidos de la historia. "Lee Kuan Yew está por fin muerto”, decía en su vídeo. "Era una persona horrible.[...] Era un dictador que consiguió engañar a la mayor parte del mundo para que pensaran que era un demócrata", continúa en los ocho minutos en los que compara al antiguo primer ministro con Jesús, porque los dos están "ávidos de poder y son malvados pero han conseguido que la gente crea que son compasivos". Poco después subió a su blog una caricatura de Lee teniendo sexo con la antigua primera ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher, conocida por su mano dura y sus políticas neoliberales.

El atrevimiento de Amos Yee lo convirtió en una estrella para algunos, y en un ser dibólico para otros. Así, una veintena de personas denunciaron el vídeo del joven bloguero, lo que provocó su arresto por "herir sentimientos religiosos". Poco después, le fueron añadidos cargos por publicar imágenes obscenas por la caricatura de Lee y Thatcher. En total, Yee fue condenado a cuatro semanas de cárcel, que ya había cumplido en el momento de conocer la sentencia.

Yee no era, sin embargo, un desconocido en la isla. En 2011, Yee ya había ganado la atención de muchos con un pequeño corto que ganó dos premios en el Festival FiRST Film de Singapur. Poco después, lanzó uno de sus primeros vídeos provocativos en el que decía que los chinos habían copiado a los americanos al celebrar el Año Nuevo, algo que no gustó a muchos en un país en el que la mayoría de la población es de etnia china.

Tras la sentencia, Yee siguió subiendo vídeos a su cada vez más popular canal de Youtube y sus provocaciones religiosas, especialmente contra el Islam, fueron subiendo de tono. En las semanas siguientes al veredicto, el bloguero subió una fotografía de él con el Corán y el dedo corazón levantado y otra imagen de varios feligreses rezando en una mezquita con la leyenda "preparándose para el sexo anal". Sus posts le llevaron a ser condenado de nuevo en septiembre a seis semanas de prisión y una multa de 2.000 dólares americanos por "querer herir sentimientos religiosos" y poder generar "agitación social".

LINK a la noticia original en eldiario.es
BLOG de Amos Yee